Gran Teatre del Liceu, símbolo cultural y aristocrático de Barcelona

Gran Teatre del Liceu, símbolo cultural y aristocrático de Barcelona

Gran Teatre del Liceu,  teatro de ópera fundado en 1847, símbolo de la ciudad de Barcelona, y uno de los más importantes del mundo, a lo largo de los años ha mantenido su función de centro cultural y artístico.

El Gran Teatro del Liceo de Barcelona, conocido como «El Liceo» (El Liceu en catalán), es el teatro en activo más antiguo y prestigioso de Barcelona. Ha sido escenario de las más prestigiosas obras, interpretadas por los mejores cantantes del mundo.

Fachada Gran Teatro Liceo Barcelona

Fachada del Gran Teatre del Liceu de Barcelona, sobre las Ramblas.

Se situa en la mitad de las Ramblas: la rambla, 51-59 Ciutat Vella, Barcelona, a pocos pasos del Mercado de la Boquería. Justo saliendo del teatro Liceu, tienes la Parada de Metro Liceu. (Línea verde, L3)

Tiene la planta en forma de herradura (profundidad y anchura máximas de 33 y 27 m), con platea y cinco niveles, que hacen de la sala uno de los espacios teatrales más solemnes de toda la arquitectura europea del siglo XX. Su aforo es de 2.292 espectadores, uno de los mayores de los teatros de ópera europeos.

El Liceu tiene su origen en la Sociedad Dramática de Aficionados, creada en 1837 en el antiguo Convento de Montsió por unos miembros de la Milicia Nacional. Organización de ciudadanos armados de la época de signo liberal, bajo la iniciativa de Manuel Gibert.

Liceu Liceo Barcelona

El Gran Teatre del Liceu de Barcelona es uno de los más prestigiosos de Europa.

La necesidad de crear un conservatorio de música en una Barcelona en plena expansión económica y demográfica pronto propició (1838) a su conversión en el Liceo Filarmónico Dramático Barcelonés de S. M. La Reina Isabel II, añadía al cultivo del teatro, el del canto y la música a la italiana.

El éxito del Liceo Filarmónico, junto con la voluntad de un grupo de destacados miembros de la burguesía barcelonesa dirigido por Joaquim de Gispert i d’Anglí, llevaron a la construcción de un nuevo y ambicioso teatro, digno de la importancia de la ciudad.

El primer edificio, inaugurado solemnemente el 4 de abril de 1847, fue construido según los planos del arquitecto Miquel Garriga i Roca, pronto ayudado por Josep Oriol Mestres.

Incendio Liceu Barcelona 1994

Estado en que quedó el Liceu tras el incendio de 1994.

El incendio del 31 de enero de 1994, que destruyó la sala y el escenario, causó un impacto emocional extraordinario en la sociedad catalana y replanteó de modo radical la propia existencia del Teatro. A fin de poder reconstruir, mejorar y ampliar este emblemático edificio, se hizo necesario un nuevo enfoque jurídico con miras a su titularidad pública: se creó la Fundación del Gran Teatre del Liceu (1994).

Se realizó la reconstrucción, y el nuevo Liceu con una apariencia fiel al anterior pero dotado de una infraestructura técnica muy avanzada y ampliado con los solares vecinos de la Rambla, calle Sant Pau y calle Unió abrió sus puertas el 7 de octubre de 1999.

 

Durante casi dos siglos, ha sido símbolo y lugar de encuentro del poder, la nobleza y burguesía catalanas, en los pisos inferiores, por un lado, mientas que los aficionados de las clases sociales menos adineradas compartían su pasión por la ópera en los pisos 4º y 5º.


Apartamentos por días turísticos económicos Barcelona


Actualmente es un teatro de titularidad pública (Generalitat de Catalunya, Ayuntamiento de Barcelona, Diputación de Barcelona y Ministerio de Educación, Cultura y Deporte) administrado por la Fundación del Gran Teatre del Liceu, que incorpora, además de las citadas instituciones, el Consejo de Mecenazgo y la Sociedad del Gran Teatre del Liceu.

 

Para más información:

http://www.liceubarcelona.cat/es/el-liceu/visita-virtual/el-liceu/sala-principal.html

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.