El mercado de la Boquería, un templo a la gastronomía en el corazón de Barcelona

El mercado de la Boquería, un templo a la gastronomía en el corazón de Barcelona

La Boquería BarcelonaPor Gwendoline DESMEDT

El Mercat de Sant Josep la Boquería, conocido popularmente como ‘La Boquería’, es uno de los lugares más emblemáticos de Barcelona. Emplazado a un costado de Las Ramblas, este mercado es conocido como uno de las más grandes de Europa. Su importancia y calidad es de tal envergadura que en 2005, en el marco del Congreso Mundial de Mercados celebrado en Washington, fue elegido como el mejor mercado del mundo. Los barceloneses suelen decir que todos los ingredientes culinarios del mundo se encuentran en La Boquería. Si te parece una exageración, confórmate con creer que no hay ingrediente para cualquier plato mediterráneo que no encuentres entre sus coloridos y apetecibles estantes.

La Boquería, comparado con un templo de la gastronomía donde convergen todos los eslabones de la cadena del producto (productores, distribuidores, carniceros, pescadores y consumidores) es una parada obligatoria durante tu vista a Barcelona, ya que es el mejor escaparate de la ciudad en cuanto a materias primas se refiere (pescado, frutas, carne…). Es un lugar único en Barcelona.

Debido al gran interés que despierta el mercado de La Boquería entre los turistas, te recomendamos que lo visites a primera hora de la mañana, pues entonces podrás disfrutar el ajetreo original del mercado y no el tumulto de los turistas codeándose por tomar una buena foto.

Un poco de historia…

En 1835 se produjo la destrucción del convento de San José, que funcionó durante cerca de dos siglos donde hoy se levanta el mercado de la Boquería. En su solar, se construyó entonces una plaza similar a la plaza Real, rodeada de pórticos que debía llamarse la plaza del Treball. Tendría que haber jardines y manantiales y una columna muy alta de aspecto monumental, alegórica al trabajo. En aquel tiempo habría sido la plaza más grande de Barcelona, ya que tenía que llegar a la calle Jerusalén. Cuando la urbanización estuvo casi lista del todo y mientras esperaba el momento para empezar las obras del nuevo mercado en el huerto de los Huérfanos, se creyó necesario instalar interinamente el mercado en el solar del antiguo convento de San José, para poder sacarlo del centro de la Rambla. Por eso las casas que rodean y enmarcan el mercado de la Boqueria forman pórticos, que responden, no al mercado actual sino a la proyectada plaza del Trabajo. La trayectoria de la plaza Real contrasta con la de la plaza de San José hoy todavía inacabada. Entre ambas ocupaban espacios conventuales desamortizados durante el Trienio Liberal. A partir de aquí sus trayectorias divergían.

Mercado de Sant Josep hacia finales del siglo XIXEn 1836 al desaparecer el convento de los Carmelitas Descalzos con su iglesia de San José, el Ayuntamiento proyectó la construcción del mercado. La plaza debía ser cuadrangular, la pescadería debía quedar separada del resto y el espacio central estaría reservado para las paradas, escenario de celebraciones cívicas y festivas. Estos aspectos no fueron cuestionados, pero la extensión superficial del conjunto y el volumen de las edificaciones perimetrales fueron objeto de un debate y obstaculizaron y retrasaron la realización del programa.

El proyecto fue del arquitecto Mas Vilà. Se empezó a ejecutar el 19 de marzo de 1840. Ese mismo año se inauguró el mercado.

Históricamente, los vendedores del mercado de la Boqueria siempre se han considerado como una referencia para los restaurantes locales porque entienden las necesidades diarias de éstos mediante la provisión de productos de la tierra y catalanes y también productos de otras culturas del mundo.

La Asociación de comerciantes de la Boqueria está formada por todos los operadores del mercado, que también incluye los quioscos campesinos de la plaza de Sant Galdric, floristas y vendedores de las Ramblas.


¿Cómo llegar?

mapa-mercado-de-la-boqueria

  • En metro, puedes tomar la línea 3 (verde) hasta la parada LICEU
  • En autobús, puedes coger las líneas 14, 59 y 91 hasta las Ramblas

Andando, puedes ir a las Ramblas y disfrutar de sus actividades hasta el mercado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *