Qué ver en Roma en tres, cuatro y cinco días

Qué ver en Roma en tres, cuatro y cinco días

¿Cuáles son los monumentos, capillas, basílicas, plazas, construcciones y barrios de Roma que, sí o sí, tenemos que visitar si vamos a conocer el centro neurálgico del antiguo Imperio Romano?


Por Julia Moreno
| Roma es una de esas ciudades que algunos aún tenemos pendientes por ver. Su atractivo y su historia nos embauca y lo único en que pensamos es: ¡este verano me voy a Roma! Hazlo, no lo pienses más. Coge tu agenda, elige esa semana que te han dado de vacaciones y escribe con letras grandes y fluorescentes: ¡ROMA!Roma-la-ciudad-eterna

Aunque eso sí, planifica tu viaje e intenta tener el máximo de días disponibles para recorrer cada uno de sus rincones. Sabemos que el tiempo es oro y que no siempre disponemos de todo el que queremos, pero tranquilo, te vamos a ayudar. A continuación te ofrecemos una pequeña guía de los lugares que, por nada del mundo, debes perderte de Roma: la Ciudad Eterna; el cómo moverte y la información más importante sobre monumentos, plazas y fuentes que te trasladarán a la época del Imperio Romano. Además, te incluimos un mapa en el que podrás localizar los monumentos y organizar tu viaje por días.

 

Lo que no te puedes perder de Roma

Interior Coliseo Romano

Ruinas del interior del Coliseo romano, donde antiguamente batallaban gladiadores y fieras salvajes.

Uno de los símbolos por excelencia de la ciudad es el Coliseo Romano. Una espectacular obra declarada en 1980 Patrimonio de la Humanidad, y elegida en 2007 como una de las siete Nuevas Maravillas del Mundo (la única ubicada en Europa). Y con razón, ya que lleva en pie casi dos mil años. A pesar de haber sufrido varias reformas para su conservación y de soportar durante decenios el robo de toneladas de piedras que se destinaron para construir edificios privados.

Hoy, el Coliseo sigue manteniendo su estilo toscano, jónico y corintio. Si los muros y piedras que soportan este anfiteatro pudiesen hablar, podrías pasarte años escuchando historias increíbles que en la Roma Imperial vivió un público voraz de espectáculo. Se deleitaban con batallas donde perdieron la vida gladiadores y fieras salvajes. El Coliseo esconde arte, historia y un pasado que no te puedes perder aunque sólo estés un día en la ciudad.

Prepárate para vivir una gran experiencia entre sus paredes que te envolverán en la mitología clásica. Además, con la entrada (que cuesta unos 12€) podrás acceder también al Monte Palatino, y tiene dos días de validez.


Publicidad

enlace apartamentos turisticos por dias roma


El Foro Romano, junto con el Coliseo, era uno de los lugares más transitados de la Roma Imperial. El Foro era el centro nostálgico de la ciudad. El lugar donde se celebraban los eventos políticos, económicos y religiosos. Se movilizaba cada día a través de sus templos, tribunales y edificios de ámbito público y privado, que a día de hoy, sólo son ruinas.

Vestigios que habían quedado bajo tierra, escombros y basura. En la edad media se conocía la existencia de esta riqueza artística clásica, pero no se realizaron excavaciones hasta el siglo XX.

Piazza San Pietro, Roma

La Basílica de San Pedro es uno de los lugares más visitados de Roma. Su plaza y el Obelisco en honor al apóstol es el punto de encuentro para muchos turistas.

Otro lugar que no puedes pasar por alto es la Basílica de San Pedro. Es el otro corazón de Roma. En la actualidad, y desde hace años, cumple la función de ser la representación y sede del papado. Un edificio que acabó de construirse en 1626, aunque no fue consagrado hasta once años después por el pontificado de Urbano VIII. La grandiosidad de la construcción fue obra de varios arquitectos, pero los más resonados fueron Bernini y Miguel Ángel.

Bernini ideó y elaboró el impresionante pórtico de columnas de la Plaza que lleva el mismo nombre, y en la que ubicó el obelisco del siglo I a.C. Este monolito es otro símbolo recordatorio del mártir y apóstol San Pedro.

La Ciudad del Vaticano alcanzó su aspecto actual tras los trabajos del arquitecto ítalo-suizo Carlo Maderno, quien retomó la estructura basilical de cruz latina y definió el aspecto escenográfico de la fachada, que deja a todo visitante con la boca abierta.

Capilla Sixtina Roma

La Creación de Adán. Fresco elaborado en 1511 por Miguel Ángel para la Capilla Sixtina.

Miguel Ángel fue el maestro que se ocupó del interior de la basílica y de las obras estatuarias. Pero por lo que más se le conoce es por la Capilla Sixtina, para cuya realización exigió plena libertad. En la parte central de la bóveda, el genio renacentista pintó una serie de nueve escenas inspiradas en el Génesis que muestran La Creación, La Relación de Dios con la Humanidad y La Caída del Hombre. En las pechinas están pintados doce hombres y mujeres, los profetas y las sibilas, que profetizaron la llegada de Jesucristo para la salvación de la Humanidad. Y en los lunetos situados sobre las ventanas están pintados los Antepasados de Cristo.

Las paredes inferiores fueron decoradas por otros artistas como Rafael y Boticelli. Toda la decoración seguía un programa iconográfico basado en el Antiguo y Nuevo Testamento.

Panteón de Agripa

El Panteón es uno de los monumentos mejor conservados de la Antigua Roma.

Todo lo que compone a esta singular ciudad, muestra la historia y la evolución del pensamiento y del arte en las distintas épocas históricas. Así que si vas a Roma, debería ser uno de los primeros sitios en el que te dejes caer. Pero no el único.

Otro referente del poder y la grandiosidad de la arquitectura de la Roma clásica es el Panteón de Agripa. Una visita obligada, al igual que la Basílica de San Pedro. El Panteón tiene un sinfín de peculiaridades, pero lo que más sorprende de él son sus medidas.

Se caracteriza por ser un edificio circular que mide lo mismo de diámetro que de altura, 43.30 metros. Y también se distingue de otra construcción por su cúpula, mayor que la de la Basílica de San Pedro y además con un óculo de casi nueve metros de diámetro, por donde entra la luz natural que ilumina todo el edificio.

Roma Fontana de Trevi

La Fontana de Trevi es la mayor y más famosa de las fuentes monumentales del Barroco en Roma.

La Fontana de Trevi es una de las fuentes más bonitas y grandes de Roma. En sus orígenes, en torno al 19 a.C. constituyó el final del acueducto de Aqua Virgo. En 1762 Giuseppe Paninni se encargó de rematar el trabajo que había empezado Nicola Salvi años atrás. Un trabajo de 26 metros de altura por 20 metros de ancho, más la parte artística y bella que se conserva hasta nuestros días.

La curiosidad de esta fuente, a parte del tamaño y la belleza, es su mitología. Sus visitantes acuden a esta fuente como gurú, al que arrojan monedas para conocer y jugar con el futuro. Se dice que si tiras una moneda, eso significará que volverás a Roma de nuevo. Si arrollas dos, encontrarás el amor, y si incluyes una tercera, el romance se formaliza en matrimonio.

Plaza-España Roma Audrey Hepburn

Escena de Gregory Peck y Audrey Hepburn en la Plaza España de Roma (Film: Vacaciones en Roma).

Roma, y con ella su arquitectura clásica, ha marcado nuestra historia, ejemplo de ello son los anteriores monumentos. Pero, por otro lado, existen otros edificios no tan famosos pero que son dignos de visitar y ser fotografiados, como la Villa Borghese. Un rincón de Roma que dispone de museo y galería de arte, y además historia propia. En sus orígenes, fue el palacio de una familia sienesa adinerada, que tenía entre sus monumentales paredes una poderosa e increíble colección de arte, junto a una arquitectura particular, obra de Flaminio Ponzio y Giovanni Vasanzio, levantada en el siglo XVIII. En su interior se alberga la que en su época fue una de las mayores colecciones artísticas.

Para lugares concurridos, también tenemos la Plaza España, que debe su nombre a la embajada española allí situada. Es una de las zonas más conocidas en Roma y famosa por su escalinata de 135 peldaños. Una enorme escalera donde se celebra el desfile de Donne Sotto le Stelle a mediados de julio. Ocasión en que la plaza España se viste con sus mejores galas. La escalinata de la plaza, inmortalizada por Gregory Peck y Audrey Hepburn gracias al memorable film Vacanze Romane, comunica con otra zona popular, la Iglesia de Trinità dei Monti.

La ubicación de la Plaza España ayuda a que sea una de las zonas más concurridas por los turistas. Está conectada con Via dei Condotti, famosa calle para ir de compras (sólo si tus tarjetas de crédito soportan cifras de cuatro dígitos), con la Via Frattina y la Via del Babuina, donde se encuentran varios palacios del siglo XVII y XVIII.

Plaza-Navona-en-Roma

La Plaza Navona es famosa por sus fuentes, sobre todo por la Fuente de los Ríos.

Al otro lado del río Tíber, tienes otra atracción de la ciudad, es la Piazza Navona, que tiene su atractivo principal en la famosa Fuente de los ríos, diseñada por Bernini y la iglesia de Santa Agnese in Agone, de Borromini. Te encontrarás con una plaza llena de vida y color, animada por los turistas y, sobre todo, por los artistas y los puestos ambulantes del Mercado de la Befana.

Mercadillo Campo de Fiori

Campo dei Fiori, famoso por acoger uno de los más pintorescos mercadillos de Roma.

El pintoresco barrio de Trastevere, es otro punto de Roma donde podrás pasar la tarde, recorriendo su historia o compartiendo una agradable velada. Lo mejor es sentarse en alguno de los restaurantes o bares que abundan en sus calles y que ofrecen deliciosos menús típicos desde 10 euros. Además, al estar ubicado en pleno centro de la ciudad, disfrutarás del arte romano con un populoso templo, la Basílica de Santa María en Trastevere, una de las más antiguas de Roma y la primera en ser dedicada a la virgen, fundada en el siglo III por el papa Calisto I.

Si te saturas de tanto orden artístico y adoras el perderte por callejuelas y plazas, tenemos algo para ti. Un puesto de mercado. Pero no uno cualquiera, se trata del Campo dei Fiori. Será uno de tus sitios favoritos si acostumbras a comprar la comida más fresca. Está situado en una pequeña plaza cercana a la ribera del Tíber y de la Piazza Navona, otro lugar que tampoco te debes perder. Lo más reseñable del Campo dei Fiori es su mercadillo de fruta, uno de los más pintorescos y famosos de la ciudad de Roma.

Otras cosas por visitar

Puente de Sant´Angelo

El castillo de Sant Angelo, junto con su puente, es una fortaleza situada en el margen derecho del río Tíber, a escasa distancia del Vaticano.

La Ciudad Eterna tiene infinitos monumentos, fuentes y edificios que ver, se necesitan semanas para empaparse de su historia y cultura. Hemos estado hablando de varios sitios clave, pero aún quedan muchos más de los que hablaremos en otro momento, porque podría no acabarse nunca. Lo que sí os dejamos es otras sugerencias de lugares igualmente impresionantes y célebres para visitar, como el Castillo y Puente de Sant’Angelo, situado a la orilla derecha del Tíber.

La Boca de la Verdad, una máscara de mármol que representa al dios del Mar y que acarrea una leyenda que atrae a cientos y cientos de turistas. Cuenta la leyenda que si metes la mano y mientes, ésta te muerde. Cruzando la calle, puedes ver el Forum Boarium, donde antiguamente se hacía el mercado de animales.

Vittorio-Emanuele-II-Monument

El monumento de Victor Manuel II, de inspiración clásica, está situado en la Plaza Venecia. Glorifica la unidad nacional y sirve de altar en las ceremonias del Estado.

También puedes pasarte por el Monumento a Victor Manuel II, un edificio de grandes dimensiones erigido en honor al primer rey de la Italia unificada.

Y como no, esperamos que no cojas el avión sin ver lo que esconde el subsuelo de la ciudad. Estamos hablando de las Catacumbas, antiguas galerías que algunas civilizaciones utilizaron durante siglos como refugio y como lugar de entierro. Una visita que deja volar la imaginación.

Todos los caminos conducen a Roma

Vacaciones en Roma

Aventuras de Gregory Peck y Audrey Hepburn en la película Vacaciones en Roma

Todos los caminos conducen a Roma, y para ello puedes usar varios transportes. Para moverte por la ciudad tienes la opción del transporte público: el metro y el autobús es lo más utilizado. Pero también puedes alquilar un taxi, aunque te saldría más caro. Pero si quieres más libertad y vivir Roma al más puro estilo aventurero italiano, como en las películas, te aconsejamos alquilar una vespa. Aunque si el viaje se hace en grupo también puedes usar el servicio del alquiler de coches.

La otra opción que te presentamos es la de gastar las suelas de tus zapatos por los callejones romanos. Aunque te advertimos que Roma tiene mucho que ver y es una ciudad muy grande. Resérvate las caminatas para los monumentos que estén más próximos.

Para los acomodados y los que no quieren perder el tiempo e ir directos y con un todo incluido de ruta planificada también pueden echar mano del autobús turístico.

Como dos últimas indicaciones os dejamos un par de enlaces. Un primero para que os ayude a ir desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad.

Y un segundo con un mapa de los barrios, para orientarte y organizar mejor tus salidas.



logo ghat cuadrado fondo blanco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *